Mensualidad para vivienda:  Hasta 5,145 lempiras podrá ahorrarse al mes una familia con ingreso medio

Tegucigalpa, 15 de marzo. Este Gobierno le ha dado un enfoque serio y eficaz al tema de la vivienda, por lo que es momento para que cada familia hondureña tome su llave y abra las puertas de su propio hogar.

El titular de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), Sergio Amaya, destacó hoy de esa manera los proyectos habitacionales impulsados por la actual administración, presidida por el mandatario Juan Orlando Hernández.

“Nuestro mensaje a la población es que esta es la oportunidad histórica de alcanzar el sueño de ser el dueño de su propia vivienda y dejar de alquilar”, dijo.

“La vivienda es uno de los mayores dignificantes que anhela una familia, le levanta la autoestima y le genera mucha esperanza”, expresó.

Amaya recalcó que “estamos seguros de que vamos a seguir trabajando fuerte con la banca y la empresa privada para que cada familia sea dueña de su propia casa”.

“Esto no es nada político porque es el sector privado el que construye, promueve y vende las viviendas”, aclaró el funcionario este jueves en un foro televisual.

“Estamos tratando para que los trámites sean de la manera más expedita e incluso se ha creado un comité para la facilitación de trámites integrado por todas las instituciones del Gobierno que tienen que ver con la vivienda”, reveló.

Novedoso

El titular de Convivienda admitió que en los cuatro años anteriores “nos enfocamos en las familias de cuatro salarios mínimos para abajo”.

“Habíamos descuidado las familias de ingresos medios, que son sumamente importantes dentro de la economía y política del país. Es decir, es la base que sostiene la economía de la nación”, destacó.

Amaya detalló que “lo novedoso es que estamos creando un programa sumamente agresivo, pero sencillo, a fin de alcanzar a las familias que puedan adquirir una vivienda cuyo costo llegue a los 2.2 millones de lempiras, con una tasa de 8.7% de interés anual”.

Esta histórica tasa es posible gracias a un aporte que hará el Gobierno, de 3.3% en cada mensualidad, durante los primeros siete años del crédito.

“Esa fórmula simple hace que la cuota baje un 30% de lo que podrían estar pagando en una tasa de interés comercial”, indicó.

Primer ejemplo

Una familia de ingresos medios (57,000 lempiras al mes) que adquiere una vivienda de 2.2 millones de lempiras, actualmente paga una tasa de mercado de 12.56%, es decir, mensualidad de 22,579 lempiras.

Con la nueva tasa de 8.7% se pagará 17,434 lempiras, es decir, 5,145 lempiras menos.

Segundo ejemplo

Si en este momento una familia compra una casa de 1.5 millones a una tasa de mercado de 12.5%, debe pagar una cuota mensual de 15,395 lempiras.

“Pero con el aporte del Estado, del 3.3% a la tasa de interés, la cuota bajaría a 11,887 lempiras mensuales”, señaló Amaya.

Quiere decir, explicó, que “estaríamos generando un ahorro para cada familia de 3,508 lempiras, que es básicamente el aporte mensual que estaría poniendo el Estado”.

“Ese dinero (3,508 lempiras) la familia lo podrá utilizar para cubrir otras necesidades que ellos pueden tener en su hogar, como salud, educación o compra de un vehículo al menos usado”, sugirió.

“Llegar a esta fórmula nos llevó varias reuniones a fin de alcanzar un consenso con el sistema financiero y constructores, a fin de encontrar un producto en beneficio de estas familias de ingresos medios”, comentó.

Amaya aseveró que “Honduras jamás había logrado esta excelente relación con el sistema financiero, constructores y desarrolladores, para brindar la oportunidad de que estas familias sean dueñas de su propia vivienda”.

Explicación

El funcionario comentó que hoy el sistema financiero establece que “el interés para un crédito hipotecario de una vivienda anda en el 12.56%, después de varias reuniones lo logramos bajar a 12%”.

“Sin embargo, el 12% para la clase media sigue siendo una tasa alta, por eso negociamos y se decidió que el Estado cubriría el 3.3% del 12%, con un techo máximo de 2.2 millones de lempiras”, agregó.

“Tenemos planificado bonificar la tasa en 2,000 unidades por año, aproximadamente, para este segmento de vivienda de ingresos medios”, explicó.

Reafirmó que “el interés es de un 8.7% anual y un aporte del Gobierno del 3.3% para un rango de 800,000 lempiras a 2.2 millones”.

“En definitiva, es una gran oportunidad para reducir el déficit habitacional que se registra en el país”, concluyó.

 

Datos:

• La clase media recibirá una tasa de 8.7% gracias al aporte de 3.3% del Gobierno.

• 60,000 empleos directos se generarán en cuatro años.

• 2,000 créditos para vivienda de clase media por año estaría aprobando el sistema financiero.