Santa Bárbara, 10 de diciembre de 2020. Como parte de la operación 'No Están Solos' que impulsa el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, este jueves la Primera Dama, Ana García de Hernández, visitó a las familias del municipio de Santa Bárbara que resultaron afectadas por las tormentas tropicales Eta e Iota.

Los damnificados, luego de permanecer en los refugios temporales, retornaron a sus hogares, pero siguen con amplias necesidades al perder parte o total sus enseres, así como parte de sus viviendas.

Durante el recorrido se entregaron, casa a casa, raciones de alimento solidario, leche, pañales y kit de higiene personal.

Los más de 30 núcleos familiares, que regresaron al barrio La Libertad, en el sector conocido como La Invasión, Santa Bárbara, recibieron con agradecimiento a la comitiva integrada por la esposa del mandatario hondureño, la alcaldesa Fátima Juárez y el equipo de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco).

La señora de Hernández en su visita conoció a detalle la realidad que atraviesan las familias afectadas, a quienes reiteró el compromiso del Gobierno de no dejarles solos.

También informó que ya se realizan labores, a través de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) y la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), para la reconstrucción de las casas que fueron destruidas por las tormentas.

Los alcaldes de los municipios más afectados del país trabajan en conjunto para identificar los terrenos estables donde se puede reconstruir, mientras que las familias que viven en zonas inhabitables serán reubicadas, expresó García de Hernández.

"Ya se dio la primera respuesta humanitaria, como lo ha dicho (el presidente) Juan Orlando, y luego viene la segunda etapa, que incluye la reconstrucción de viviendas, pero ya se han habilitado varios accesos, se ha apoyado con asistencia humanitaria, y a seguir trabajando todos unidos, porque hoy Honduras lo necesita", enfatizó la Primera Dama.

10 07

Retorno seguro

Doña Mirna Pérez López junto a su esposo, José Paredes, y sus tres hijos, Josué (10) Stephany (6) y Manuel (4), conforman uno de los núcleos familiares que lograron retornar de forma segura hacia su hogar ubicado en el barrio La Libertad, luego de permanecer en el albergue habilitado en la Escuela Agustina Vidaurreta de Santa Bárbara.

Muy consternada, doña Mirna recordó el momento en que tuvo que ser desalojada por el personal de Copeco, debido a la destrucción que dejaba a su paso la tormenta tropical Eta.

Sin embargo, este jueves, ya de regreso en su hogar, agradeció al Gobierno de la República, que a través de Copeco y las demás instituciones no les dejó solos durante el mes que permanecieron en el refugio temporal.

"Agradezco también porque este día tuvimos la visita de la Primera Dama, quien llegó a regalarnos comida, kit de higiene personal, leche y cereal para los niños; bendecimos sus vidas, por apoyarnos en este momento", expresó la beneficiada.

Honduras para Todos

Además, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Primera Dama, Ana García de Hernández, en representación del Gobierno de la República, realizó el Lanzamiento del Programa Honduras para Todos, con la nueva modalidad Casa a Casa, en el municipio de Santa Bárbara.

Las personas con limitaciones físicas recibieron en sus hogares las ayudas técnicas, según su necesidad, luego de que personal del programa realizara la identificación de cada persona con discapacidad.