Tegucigalpa, 13 de febrero.- En representación del presidente Juan Orlando Hernández, la primera dama, Ana García de Hernández, asistió como invitada especial al evento Chicas en Conexión que se desarrolló en Tegucigalpa con el objetivo de fomentar el empoderamiento y desarrollo integral de las niñas y jóvenes en edades comprendidas entre 15 y 19 años.

El evento es una reunión nacional, cuyo propósito es identificar organizaciones nacionales e internacionales que estén interesadas en apoyar iniciativas y proyectos que contribuyan al desarrollo integral de las adolescentes que residen en áreas rurales.

"Personalmente este es un tema en el que me he involucrado y hemos trabajando desde hace un tiempo, y tiene que ver con las oportunidades para las niñas especialmente en la prevención de embarazos en adolescentes" expresó la Primera Dama.

García de Hernández agradeció a la Organización Panamericana de Mercadeo Social (Pasmo, por sus siglas en inglés) y a las agencias de cooperación internacional que han sido aliados estratégicos en labores de prevención y de oportunidades para las jóvenes en determinadas comunidades de nuestro país.

La Primera Dama aseguró que el embarazo en los adolescentes es una trampa que replica las condiciones de pobreza en las familias hondureñas y que el Estado hace el esfuerzo en las labores de prevención y la reducción de los índices a través actividades de prevención en los centros educativos.

"Por eso nuestro enfoque está en la atención integral a los jóvenes, para que desarrollen todo su potencial a través del acceso a los servicios de salud amigable", añadió García de Hernández, quien llamó a las jóvenes a hacer uso de los servicios que brinda Ciudad Mujer en Tegucigalpa, Choloma y San Pedro Sula.

Chicas en Conexión es un proyecto que amplía las respuestas a las múltiples necesidades existentes en este grupo de población, enmarcado en los derechos humanos, en particular los derechos sexuales y reproductivos.

La Asociación Pasmo inició el proyecto en 2014, con el fin de mejorar los resultados sociales para los adolescentes y jóvenes en 11 comunidades rurales del Valle de Sula.

El proyecto cuenta con el apoyo de Fundación Summit y se implementa enmarcado en el Plan Multisectorial de Prevención de Embarazo en Adolescentes y en la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazos en Adolescentes, impulsado por el Gobierno de Honduras desde 2014.